Prisma Blanco Fotografia – Fotógrafos de Bodas en Madrid » Fotografia de bodas en Madrid

Fotógrafo de Bodas en Bilbao

Hoy os traemos las fotos de una pareja que selló su amor en el País Vasco. Esta boda se celebró en octubre y contra todo pronóstico, pudimos disfrutar de un tiempo inusualmente cálido completamente de verano, junto al color verde de los primeros días de octubre y es… ¡Impresionante!

Os podemos decir que a esta boda íbamos preparados con varios planes alternativos, siempre pensando en el tiempo que nos podía acompañar ese día, para que el resultado fuera el mejor.

Cuando aceptamos el reto de ser los fotógrafos de vuestra boda, sabemos que es un encargo con las expectativas muy altas; para nosotros cada boda es especial y queremos estar siempre a la altura de lo que se espera de nosotros, ya que es un día que nunca se volverá a repetir, haya los imprevistos que haya, la meteorología acompañe o no, sabemos que sólo hay una oportunidad y quedará plasmado para siempre con nuestras cámaras para que podáis recordarlo.

Además Patricia y Fede nos regalaron un día increíble, en el que disfrutamos cada minuto sacando unas imágenes súper emotivas. Desde el primer momento, en los preparativos de boda, ya se empezaba a respirar un ambiente familiar y relajado, tanto por parte de los novios como de los familiares que les ayudaban.

Patricia lució para la ocasión, un delicado y realmente espectacular, un vestido de novia junto a un tocado que personalmente ¡nos encanta! de Laure Sagazan; los zapatos, unas sandalias de Úrsula Mascaró.

La ceremonia religiosa se ofició en la iglesia de San Vicente de Abando, en los preciosos jardines de Albia en el centro de Bilbao; y la celebración tuvo lugar en un antiguo convento, situado en un pueblo cercano a Bilbao, un lugar con historia de principios del siglo XVIII, rodeado de verdes montaña, un paisaje típico vasco, para la sesión. Allí la pareja, tan sonriente como siempre, con sus miradas, sus abrazos y sus manos entrelazadas, nos permitió sacar unas fotos preciosas aprovechando el sol que empezaba a esconderse. Sus gestos de complicidad y la luz de un día precioso nos permitió respirar tranquilos: No podríamos estar más contentos con el resultado.

No podíamos pedir una forma mejor de ser fotógrafos de boda en Bilbao. Muchas gracias pareja por regalarnos un día inolvidable. Os dejamos con lo que mejor cuenta la historia de ese día: ¡Sus fotos!

Compartir en:|Facebook|Twitter|Pinterest|Email
  • 28/11/2017 - 16:34

    Clara F. - Qué maravilla de reportaje!ReplyCancel

  • 28/11/2017 - 22:41

    Marina - Impresionante, unas fotos preciosasReplyCancel

  • 12/12/2017 - 20:42

    Laura - Naturalidad, complicidad, cariño y elegancia ¿Qué más se puede pedir? Vuestras fotos transmiten muchísimo…Enhorabuena por un trabajo exquisito!!ReplyCancel

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*